jueves, 25 de agosto de 2011

La policía de Tela al servicio de los cazadores de Minas

En el mes de Agosto del 2011 los ciudadanos y ciudadanas de 16 comunidades miembros del patronato regional de Buena Vista, zona alta del Valle de Leán, en el Departamento de Atlántida, dieron una ejemplar demostración de unidad y dignidad cuando en una asamblea recibieron, escucharon y al final prácticamente expulsaron a los dueños de una empresa de maletín denominada Exportadora de Minerales (familia Benítez), a su Apoderado Legal Elías Rosales y el señor Pietro Bicobitti quienes llegaron resguardados por el sub comisario de policía, Jefe municipal de Tela, Víctor Manuel Sánchez y 4 policías más. Los mencionados personajes pretenden explotar una mina a cielo abierto en la comunidad de Buena Vista para excavar, dinamitar y extraer más de 100,000.00 (cien mil) toneladas de piedra en un año de donde se derivarán y procesarán una cantidad considerable de toneladas de hierro para exportación.

Solamente en Atlántida existen 31 concesiones de explotación minera y metalúrgica a cielo abierto que están siendo negociados de manera ilegal e ilegitima con hondureños prestanombres, empresarios extranjeros de distintas nacionalidades (Italianos, Canadienses, Norteamericanos, etc.) utilizando la mesa del estado para estos actos de corrupción, rotulando a Honduras como una nación en donde la clase política y empresarial vende al mejor postor los recursos naturales y estratégicos después del gran negocio del siglo denominado Golpe de estado, imponiéndose sobre las mayorías que dependen de estos recursos para subsistir en contacto consciente y equilibrado con la naturaleza, violentando todo principio básico y elemental de respeto a la vida a los derechos territoriales a la dignidad y a los derechos humanos de los ciudadanos y ciudadanas de Buena Vista.

Han pasado 12 días después de que los cazadores de minas trataron de persuadir a la asamblea con exposiciones ofensivas para que el pueblo cayera en una trampa que terminara por legitimar la muerte de nuestros recursos naturales, suficiente tiempo para que estos enemigos del pueblo busquen y utilicen otras formas de ablandamiento dirigido a los representantes del patronato regional de Buena Vista.

En este caso el MADJ y los representantes del patronato regional de Buena Vista denunciamos pública y directamente las acciones del Sub comisario de Policía de Tela quien se ha dedicado a llamar vía teléfono a los miembros de dicho patronato, tratando de intimidarlos y coaccionarlos para que acepten la propuesta de los malinches y cazadores de minas a la vez que les recomienda no hablar de lo sucedido.

Queda claro que en el Sub comisario de policía Víctor Manuel Sánchez es un peligroso aliado de los intereses empresariales y corruptos de los mineros y que lejos de “Servir y proteger” a la comunidad puede que continúe con su labor de hostigamiento utilizando otros métodos claramente penalizados por la ley, ante lo cual avisamos que cualquier cosa que lesione la integridad física, emocional y psicológica de los ciudadanos y ciudadanas miembros de las 16 comunidades y representadas en el patronato regional en su buen oficio por la defensa de los recursos naturales de Buena Vista es responsabilidad de la policía de Tela y en especial del Sub Comisario de Policía Víctor Manuel Sánchez.

Cabe mencionar que este tipo de conducta represiva en contra de la humanidad de los hombres, mujeres y jóvenes que defienden la vida y los recursos naturales es muy propia de la policía que ubica su accionar en los departamentos de Atlántida y Colon, como es el caso de las constantes amenazas y hostigamiento que han recibido varios compañeros y compañeras del MADJ y los pobladores de San Juan Pueblo, San Juancito, La Masica, Laureles, Cangrejal, Bejucales y otras zonas, que se han organizado para presentar una fuerte oposición ante la invasión de los proyectos hidroeléctricos en las zonas mencionadas y que pertenecen al señor Fredy Nasser quien ha utilizado para su fin intermediarios de la comunidad y prestanombres para disfrazar sus operaciones.

No hay duda que la policía de Honduras es una de las instituciones más corruptas, muchas veces coludidas con las redes de narcotráfico y que están al servicio de la clase política y empresarial, por consiguiente la población en general no estima que la policía sea servidora de seguridad y bienestar, contrario a esto son generadores de desconfianza, temor, violencia, inseguridad e inestabilidad social como se comprueba en el caso del Sub Comisario de Tela Víctor Manuel Sánchez y como se repite en varias partes del territorio nacional.

El MADJ está convocado a vigilar y prestos a actuar con el mejor elemento que las comunidades pueden aportar; LA DIGNIDAD DE NUESTRO PUEBLO para defender hoy, mañana y siempre lo que nos pertenece, NUESTROS RECURSOS NATURALES.


“DESDE LA DIGNIDAD, CONTRA LA IMPUNIDAD”

25 de agosto del 2011

leer mas: NO A LAS MINERAS; Buena Vista no se Vende

No hay comentarios: